Subir

Restaurante Codigo de Barra

restaurante en Cádiz código de barra

Un restaurante en Cádiz con mucha historia, Código de barra

La historia de Cádiz también se come.

Hace algo más de un año, el nuevo Código de Barra abría las puertas de su nuevo restaurante en el número 7 en la calle San Francisco, donde la nueva propuesta gastronómica que traía Leon Griffioen quedaba marcada por la historia de Cádiz y los productos de la tierra. El nuevo restaurante debía hablar de las culturas trimilenarias que habían dejado huella en esta ciudad, y así, el ladrillo, la piedra y la madera, se convertían en los materiales base para comenzar a contar la historia gastronómica de Gadir, Gades, o Cádiz solo con entrar a su sala y mirar alrededor.

Este año de vida no ha sido fácil. La apertura del nuevo restaurante se vió truncada por una pandemia mundial que hizo que las puertas del nuevo Código de barra permanecieran cerradas unos meses más. Con todo preparado y con la mayor de las ilusiones por inaugurar nuestro nuevo proyecto, el tiempo se paró, y permanecimos en una espera constante por saber cuándo podríamos abrir nuestras puertas.

Y al fin el momento llegó, la inauguración del nuevo Código Gastronómico que León Griffioen había estado trabajando y desarrollando vió la luz. Nuestras puertas se abrían y gracias al trabajo duro y a un gran equipo humano, en este año y poco de vida, hemos conseguido muchas cosas, entre ellas, un Sol Repsol y una Recomendación en la Guía Michelín, galardones de los que nos sentimos muy orgullosos.

Pero aunque en este año las alegrías han conseguido superar a las penas, llegar donde estamos hoy ha sido un largo camino desde que Leon y Paqui montaran su primer restaurante hace ya 20 años. Un restaurante con una carta diferente, única y pionera en la oferta gastronómica que se podía encontrar en Cádiz, y que derivó en un restaurante situado en el paseo marítimo, para más tarde llegar a Plaza Candelaria donde nació Código de Barra, hoy Contraseña.

Tras todos estos años buscando nuestro lugar en la cocina gaditana, sin duda hoy lo hemos encontrado, gracias al nuevo Código de Barra y la gran acogida que ha tenido la reinvención contemporánea de la cocina tradicional de Cádiz propuesta por León Griffioen.

Y no podemos olvidarnos de Paqui, nuestra sommelier y jefa de sala, quién desde el primer momento a dado el lugar que se merece a los vinos de la tierra de Cádiz, situándolos en la copa y en la sala, con esa magnífica bodega de más de 400 botellas que, como Paqui, son el corazón de nuestro restaurante. 

Por todo esto hoy queremos celebrar que las cosas se consiguen, y que a pesar del tiempo, las dificultades y la pandemia, este año nos habéis regalado mucho, y desde el equipo de Código de barra, damos las gracias a todos los que nos han apoyado, a todos los que creyeron en nosotros, a todos los que nos seguís, y a todos los que cada día coméis en nuestra sala.

Esperamos seguir creciendo, que nuestra historia siga escribiéndose, y esperamos que nos acompañéis para verlo. 

¡Mil gracias a todos!

 

Post a Comment